21 de abril de 2017

Acoso entre iguales (17): lo que nos dicen los chicos y las chicas (algunas píldoras más)

Seguimos intentando descifrar cómo afrontar el fenómeno de la violencia entre iguales, qué camino escoger, o mejor, qué caminos recorrer, cómo evaluar lo que pasa, cómo mejorar la detección de las situaciones, qué hacer cuando las detectamos... Y cómo seguir cada proceso. Para tener la seguridad de que todo ha mejorado. Sensible, notablemente.
Cada vez sabemos más cosas. Y lo sabemos por lo que nos cuentan los chicos y las chicas. Víctimas,verdugos y, sobre todo, espectadores. Saben mucho y nos lo dicen a la cara. Pero no siempre quieren decirnos lo que ven, sienten e interpretan. O nos dicen algo en lo que no creen mucho en realidad. Especialmente, cuando hay mucha gente escuchando. Es necesario escucharles a solas, o en grupos pequeños, con tiempo por delante. Con pocas preguntas. Dejándoles hablar. Con espontaneidad. dándoles el peso de la reflexión.

Algunas de estas cosas, podemos reproducirlas, de modo literal, de modo sencillo: 10 píldoras más...

  • “Hay profes con los que da gusto estar, dar clase. Sonríen siempre al entrar en el aula. Nos sentimos cómodos, se preocupan por nosotros. Y son flexibles. En esos profes es posible confiar más. Y contarles lo que sentimos o vemos”. 
  • “Hay profes que pasan algún rato con nosotros en los recreos, que nos preguntan qué tal va todo, que se paran con nosotros en los pasillos y charlan, nos cuentan y preguntan cosas. Con ellos estamos más seguros.” 
  • “Todos sabemos que el profesor que trata bien a los que más dificultades tienen, a los que menos hablan y participan (los frikis, raritos o pringaos) hace que todos nos sintamos mejor, más aceptados, protegidos…” 
  • “En las clases suele haber grupos muy diferentes. Cada uno hace lo que puede por estar bien, y verse dentro de alguno de ellos. En el grupo, aunque sea pequeño, te sientes protegido. Y te sientes mejor, claro. 
  • “A veces es mejor pasar desapercibido, no hacerse notar. Y que te dejen en paz los que mandan…” 
  • “No hacemos demasiado por acoger a los compañeros que no se integran. Porque no pueden, o no saben. A veces es difícil entrar en algún grupo.” 
  • “Cuando algún chico o chica que lo está pasando mal recibe ayuda de otros compañeros mayores del instituto es cuando mejor funcionan las cosas. Es más fácil que le dejen en paz los que le machacan…” 
  • “Algunos profes ayudan mucho. Porque preguntan, se interesan, insisten. Se les ve preocupados. A veces, tenemos que decirles… profeeee que todo está ya bien… Estos son de los nuestros…” 
  • “Hay chicos o chicas deficientes que lo pasan mal porque casi nadie les hace mucho caso. En lo personal. Nos relacionamos poco con ellos y aunque aparentemente nadie se meta con ellos o se les trate mal… no lo pasan bien.” 
  • “A todos nos gusta que alguien se acerque donde estamos y hable con nosotros. Que nos llamen por nuestro nombre y nos tengan en cuenta para las cosas que se hacen o se van a hacer. A todos nos gusta estar con otros bien y no ser siempre nosotros los acoplaos.” 
Para seguir pensando...

25 de marzo de 2017

Acoso entre iguales (16): lo que nos dicen los chicos. 10 píldoras

Cada vez sabemos más cosas sobre el denominado acoso escolar, sobre qué y cómo hacer para frenarlo, reducirlo, mandarlo a las esquinas, a los rincones. Que sea casi un recuerdo...



Cada vez sabemos más cosas. Y lo sabemos por lo que nos cuentan los chicos y las chicas. Víctimas, verdugos y, sobre todo, espectadores. Saben mucho y nos lo dicen a la cara. Pero no siempre quieren decirnos lo que ven, sienten e interpretan. O nos dicen algo en lo que no creen mucho en realidad. Especialmente, cuando hay mucha gente escuchando. Es necesario escucharles a solas, o en grupos pequeños, con tiempo por delante. Con pocas preguntas. Dejándoles hablar. Con espontaneidad. dándoles el peso de la reflexión. 

Algunas de estas cosas, podemos reproducirlas, de modo literal, de modo sencillo: 10 píldoras.
  • "Cuando nos preguntáis sobre esto del acoso, no siempre decimos lo que sentimos o pensamos. A veces, muchas veces, mejor, decimos lo que queréis oír. Y así, podemos seguir a lo nuestro con cierta tranquilidad."
  • "Las charlas y esas cosas que nos dais no tienen tanta influencia como pensáis. Lo siento pero es así". No creo que cambiéis muchas cosas diciéndonos lo que tenemos que hacer. O hablándonos tanto de lo que nos puede pasar si hacemos esto o aquello...
  • "Existe una cultura de no meterse, de no entrar. De no meternos en líos. Y muchas veces seguimos lo que nos decís los padres en casa... esos consejos que nos dais. Por eso no entramos como nos pedís..."
  • "A veces es por miedo a que nos caiga alguna a nosotros; por miedo a señalarnos. A que se nos considere unos pringaos. Porque el que lo hace corre el riesgo de ser considerado un friki."
  • "Lo normal es que no guste en clase cómo se comportan algunos... Pero suelen ser los jefes del rollo, esos a los que vosotros llamáis populares. Pero son más que eso. Es muy duro meterse en ese tema porque pueden caerte por todos los lados..." Y no siempre confiamos que lo que se haga en el centro nos vaya a proteger. Luego quedan las miradas, las amenazas con la mirada, las risas, la calle..."
  • "Nos pedís que seamos valientes. Que hablemos. Que digamos si algo que nos hace algún compañero nos nos gusta.Pero, luego, ¿qué? A veces, acabamos dándonos la mano después de alguna movida y que algún profe intervenga. Pero lo que queda luego no siempre es fácil. Porque no siempre paran las cosas. Y al final solemos decir que estamos mejor y no es así."
  • "Nos decís que seamos valientes. Pero los profes tenéis que serlo también. Y más que nosotros. Cuando un profe se implica desde el principio la cosa es distinta. Le crees y confías en él."
  • Los profes valientes son los que nos escuchan, los que se enrollan con nosotros y nos preguntan cómo estamos. Y nos damos cuenta de que lo hacen de verdad. Que les interesa."
  • "A veces no hace falta decir o contar nada a nadie porque algunos compañeros sí defienden al chico que lo pasa mal. Y cuando alguno lo hace es más fácil unirse. ¿Pero quién es el primero que se atreve?"
  • "Los alumnos mayores que son mediadores y ayudan, esos sí que ayudan. Y cuantos más haya en un centro, mejor."




5 de febrero de 2017

Seguidores