7 de abril de 2016

Jóvenes Adictos al Smartphone

Por Catalina López Zuluoaga

No es un secreto para nadie, que la tecnología y el internet se han convertido en un factor ineludible de nuestras vidas, si nos detenemos a observar a las personas a nuestro alrededor, notaremos que la mayoría tiene la mirada fija en la pantalla de un Smartphone. Pero si detallamos mejor a esas personas, entenderemos que se trata de jóvenes y sobre todo adolescentes.
Si nos dedicamos a pensar en ello por unos minutos, llegaremos a una sencilla conclusión, que explica la afición de los jóvenes por éste aparato: Ellos no han vivido un mundo donde los celulares no existen, lo normal para ellos es hacer uso de ésta herramienta como si de una extensión del cuerpo se tratara, para los adultos en cambio es un gadget más que ha salido al mercado.
Smartphone en la juventud
Los jóvenes no consideran que su smartphone sea una herramienta, para ellos es su vida, su memoria, sus contactos, su cerebro, su entretenimiento. Allí guardan sus fotografías, tienen videos de sus amigos, tutoriales, clases, cuentan con todo tipo de aplicaciones, que van desde una simple calculadora hasta diarios, tiendas, reproductores de música, etc. Por si fuera poco también tienen acceso a un millar de redes sociales y páginas web. Sin mencionar la cantidad de videojuegos, películas, libros y series que pueden conseguir al deslizar sus dedos.
Así que no es difícil saber por qué no pueden despegarse un minuto de ellos sin sentirse desmembrados. Ahora, la cuestión es que hay un límite, bastante borroso, entre el uso normal y el uso abusivo de un smartphone. ¿Cómo detectarlo? He ahí el dilema.
Una de las razones principales por la que un joven se vuelve adicto al teléfono, tiene que ver con la presión de ser social. La nueva forma de ser “popular” en la escuela o la universidad, está directamente relacionado con el número de seguidores o “likes” que consiguen en sus publicaciones en las redes sociales, de allí que se obsesionen con las notificaciones que reciben, ya que sienten que deben mantenerse actualizados a toda hora o podrían perder su estatus.
Algo similar al estatus para un adolescente, sobre todo los varones, es su nivel de competitividad en un videojuego, todos sabemos que para ser bueno en un juego, solo tienes que dedicarle mucho tiempo, y de allí que no quieran separarse de sus celulares, pues necesitan subir de nivel su personaje, encontrar ítems, fortificar herramientas o armas, etc.

Peligros escondidos detrás de la adicción al smartphone
Por muy inocente que parezca el uso de este dispositivo en los adolescentes, las consecuencias del uso abusivo pueden traer múltiples consecuencias negativas en el corto, mediano y largo plazo.
Entre los primeros efectos nocivos tenemos la deficiencia en su salud, empezando con afecciones de la vista, problemas en las articulaciones de la mano y el cuello y trastornos de sueño que derivan en un deficiente desarrollo cognitivo.
Por otra parte las consecuencias de una adicción al celular pueden formar parte de la misma causa, por ejemplo el caso del grooming, donde un menor de edad es acosado sexualmente por un adulto a través del engaño, un engaño elaborado que tarda cierto tiempo en construirse, donde el criminal consume la atención total del joven por medio del smartphone, convirtiéndolo en un adicto a la mensajería que recibe de ésta persona. Hasta que finalmente la estrategia de acoso se convierte en una tragedia para el joven y toda su familia.
¿Qué hacer si se percibe un caso de adicción al smartphone?
Si tus hijos pasan un tiempo indiscriminado revisando sus celulares, se les nota preocupados o ansiosos cuando no lo tienen cerca, sería bueno consultar con un profesional para determinar si realmente está sufriendo de adicción, por otro lado es indispensable monitorear su actividad en ellos a través de softwares especializados, de modo que evites algún peligro inminente.
De cualquier modo es recomendable fomentar actividades que no requieran de la tecnología, tales como los deportes, paseos familiares en entornos diferentes y naturales, la lectura de libros físicos, etc. Así los jóvenes pueden encontrar otras vías de entretenimiento, así mismo es muy positivo acompañar esto con conversaciones padre-hijo para recordarle que sus dispositivos son meras herramientas y no deben invertir todo su tiempo y emociones en ellos, porque la tecnología puede ser una barrera emocional falsa que puede perjudicar su futuro si no se le utiliza correctamente.
_______________________________________________

Algunas referencias de interés




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores