16 de mayo de 2016

Violencia entre pupitres

Por Javier Ramos

Rubén (nombre ficticio) tiene 19 años. Es alto y tiene una complexión delgada. Acude a la entrevista sonriente, con ganas de contar su historia. Una historia que solo las personas más cercanas a él conocen: sufrió acoso escolar en primaria y en secundaria. Ahora es feliz. Ha pasado página. Aunque el bullying le ha marcado como persona. Ha cambiado su forma de ver las cosas y está muy concienciado en la lucha contra el acoso escolar. Sabe mejor que nadie que no es un juego de niños.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores